¿DE DONDE VIENE EL TÉRMINO «BENEMÉRITA?

¿Sabes el origen del término Benemérita del cuerpo de la Guardia Civil? Quédate a conocer el origen de este término

El cuerpo de la Guardia Civil es reconocido también con el nombre de Benemérita, pero no siempre fue así. Por ello, si quieres conocer cuál es el origen de este término y más detalles, te recomendamos que te quedes y te enteres de más.

 

Historia y origen del nombre Benemérita de la Guardia Civil

Muchas personas han usado este término como un sinónimo para referirse a los agentes de este cuerpo de seguridad. Pero ¿alguna vez te has preguntado de dónde viene ese nombre que le han dado a ese cuerpo de seguridad?

Para que puedas saber de dónde viene, debemos remontarnos hasta el siglo XIX, momento en el que surge durante el mandato de II Duque de Ahumada, Don Francisco Javier Girón y Ezpeleta. Se originó con el objetivo de dar protección a los caminos de los ataques que, constantemente recibían por parte de los bandoleros y malhechores luego de la Guerra de la Independencia contra Francia.

Para esa época, no había la modalidad de presentar oposiciones como en el caso de hoy en día, para poder entrar a la formación de la Guardia Civil. Por lo tanto, solamente exigían a sus agentes que tuvieran “disposición y honradez”, además de contar con la disciplina y el compromiso de servir a la población.

Fue entonces el 14 de mayo de 1884 como nacía el cuerpo Benemérita bajo el mandato de Isabel II, con esta y otras indicaciones. Para ese tiempo, solo se contaba con hombres dentro del cuerpo, quienes tenían como misión principal, proteger a las personas de los peligros y desgracias que se pudieran presentar.

Otras de sus funciones era perseguir a todo el que incumpliera las leyes y vigilar los pastos, montes y pescas.

 

Sobrenombre de la Guardia Civil

El puesto de este cuerpo de seguridad fue concedido con justicia y sacrificio personal, por lo tanto, la prensa y la ciudadanía en general, decidió agasajarle con este sobrenombre (Benemérita) al nivel de su misión.

Es entonces, como una especie de agradecimiento por sus servicios, pues, el término Benemérita significa “digno de galardón”.

De hecho, para que alguna institución pudiera ser llamada de esa forma, debía tener un galardón, y para el 4 de octubre de 1929, la Gran Cruz de la Orden Civil de Beneficencia le otorgó uno al cuerpo de seguridad.

 

Curiosidades de la Guardia Civil

Ya sabes de dónde salió el término Benemérita, ahora podemos analizar dónde viene su nombre real. Y es que, según lo que dice en el portal web de la Guardia Civil en el apartado Fundación, se trata de una mezcla entre el alemán antiguo (Warten / Vigilar) y el latín (Civillis / Ciudadanía).

Es así como el término se designó para el grupo de agentes que guarda a los civiles de los peligros. Una de sus funciones está el proteger a la ciudadanía de la delincuencia, en especial en su tiempo de formación.

El cuerpo estuvo inestable como consecuencia de la Tercera Guerra Carlista y por los bandoleros más populares de aquella época, conocidos como El Tempranillo o Luis Candelas. Ambas figuras fueron desapareciendo poco a poco, por lo que dio más razones para llamar Benemérita a la Guardia Civil.

 

Características de la organización

Hay muchos motivos para sorprenderse de este cuerpo de seguridad. Si vamos a sus orígenes, encontraremos muchas particularidades que están relacionadas a su uniforme, misión y modelo que el II Duque de Ahumada tomó como una referencia para forjar este grupo de agentes especializados.

Lo curioso de todo esto, es que fue su propio padre que ideó este modelo, la creación de la Legión de Salvaguardas Nacionales, la cual no tuvo éxito, y que había sido inspirada en la Gendarmería Nacional francesa.

Así fue que, el propio país que desestabilizó la seguridad de los españoles cuando intentó invadir en 1808, abrió espacio a la organización del cuerpo; y, a su vez, para uno de sus distintivos más reconocibles, conocido como el tricornio.

Además de ello, estas son otras características:

  • Su distintivo sombrero: comenzó siendo de fieltro. Como este era poco práctico, tuvieron que modificarlo cubriéndolo con una funda de hule, un tipo de textil impermeable y resistente. Al final, fue sustituido por el de plástico. En la actualidad, solo es usado para los desfiles por su falta de practicidad y vinculación con la época franquista.
  • Herejes y medidas: sus normas diferían de muchas cosas dentro de cuerpo de seguridad que hoy en día conocemos. Una de ellas es que, sus integrantes estaban obligados a perseguir y entregar herejes. Además, no tenían permiso de imponer multas o castigos. Solo tenían la orden de entregar al delincuente a las autoridades.